jump to navigation

Disposición 13 agosto, 2014

Posted by NIP in COSAS DE CASA, JARDÍN, VIDA.
trackback

Cuando se recibe por primera vez el E.S. es en el Bautismo y

….. no me acuerdo.

Con los años, de bebés a niños y luego a muchachos, mozos, talluditos y maduros hemos ido perdiendo permeabilidad, cuando actuamos como tinajas, nada más recibir el E.S. éste nos llene y se desborde pero su acción en nuestro interior opera por poco tiempo dada nuestra indisposición a abrir  ventanas del alma y corazón  movidos por la acción de tan vigoroso espíritu

… se nos escapa, lo perdemos, lo estropeamos.

Así que hay que abrir las ventanas delanteras que reciben con una buena confesión, con una verdadera recitación del Padre Nuestro, paso a paso y entonces abriremos , quitaremos más bien los pestillos que cerraban las ventanas hacia otros que el Señor nos ha puesto en el Camino y que hemos fechado por esto, lo otro, y nos hizo aquello y lo que no sabemos pero imaginamos que sino quién más pudo ser… no tenemos fuerzas para abrir esas ventanas pero al menos hemos perdonado y amado sin condiciones quitando los cerrojos, de modo que cuando venga Él, con su viento impetuoso abra de golpe estas ventanas de par en par de modo que nos traspase

… no Melón, no  perderás, no pasará de largo.

Es la única forma de tener este río cuya corriente nos arrastra y lleva, primero al desierto a seducirnos y luego a cumplir la Voluntad de Dios sin reservas.

 

Traspasados por el espíritu Santo más que llenados por Él, recibimos para ser traspasados como piedras vivas de la Una que nació del costado del Señor.

Así que ese “llenos del E.S.” bien  entendido es un;  traspasados por Él y empapados en ese torrente que todo vivifica y llena con sus dones para nos y los demás.

 

Así que el que se acerque su barca  para ser llenado como si fuera un depósito de combustible va apañado con tan pétreo motor cardíaco,

hemos de navegar a vela y gritar a pleno pulmón

 

 ♪  ¡ Cristo rompe las cadenas,

y nos da la Libertad ! ♫  ♫  ♪♫  ♪ 

 

 

 

Analogía,

mirad al Jordán que tiene dos mares,

¿Cuál rebosa de Vida,

el que  es atravesado por el río

o

el que sólo recibe sin dejar escapar una gota?

 

 

Anuncios

Comentarios

1. Felicitas - 13 agosto, 2014

Entonces el truco para que el Espíritu Santo no pase de largo de mí, es pedir perdón por mis pecados, confesarlos y recibir el perdón de Cristo en su Iglesia y cumplir la penitencia que me sea impuesta.
Recitar lentamente el Padrenuestro, sintiendo como propias cada una de las palabras que lo componen e intentando vivirlo en cada nueva jornada.
Creo que una de las cosas que más frenan la acción del E.S. en nosotros es el miedo, los miedos a lo que pudiera pasar, a lo desconocido, a salir de mi zona de confort ( como dicen hoy en dia )… Eso creo que hace mucho daño. A mí me lo ha hecho y aún hace. San Juan dice que el que anda en miedo aún no ha comenzado a amar…. Ufffff….Los cerrojos del miedo son de cemento armado y seguros como el que más…¡Señor, rompe mis cerrojos todos y ábreme a la acción de tu santo Espíritu! Que podamos todos dejarnos traspasar por su aérea acción y así seamos elevados hacia donde Él desee.

Gracias, Nip. Un abrazo.

NIP - 19 agosto, 2014

En el clavo.

Felicitas - 21 agosto, 2014

ese martillo que me prestaste es muy bueno… 😉

2. charo - 14 agosto, 2014

Le pido a Dios que me ayude a abrir esos cerrojos del alma que tras ponerlos voluntariamente me cuesta demasiado abrirlos, le pido que una vez abiertos se pierdan para siempre esas llaves para evitar caer en la tentación de volverlos a cerrar….quiero tener mi alma abierta al Espíritu Santo e impregnarme de Él hasta la saciedad. Saludos

NIP - 19 agosto, 2014

Me sumo, lo pido con insistencia.


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: