jump to navigation

Vemos las barbas del vecino pelar…. 30 abril, 2013

Posted by NIP in FISH & CHIPS, JARDÍN, VIDA.
trackback

deer

En nuestros pueblos y ciudades  conviven con nosotros personas venidas de otras tierras, de otros mundos.  Muchos no han oído aquello de que a la tierra que fueres…

Traen consigo  culturas, lenguas y dioses extraños. ¿Integración? Los que vienen a trabajar quieren integrarse y con paciencia y esfuerzo lo consiguen, tanta como la tenemos nosotros con ellos, creo que aquí sabemos convivir.

Pero los hijos, eso ya es otra cosa, no están dispuestos a ser españoles.  He aquí la raíz del Mal y la violencia social de la inmigración de segunda generación.

coche-quemado-francia

En Estados Unidos, los hijos de los italianos, irlandeses, españoles y búlgaros que emigraron antaño,  hoy se sienten plenamente americanos, son ‘el sueño’, son América. Compartían alfabeto, raíces, al mismo Dios y estaban dispuestos a comenzar una nueva vida.

En cambio, los extraños que hoy habitan España no tienen por objetivo comenzar una nueva vida,ni agradecer el DNI otorgado y abrazar la nacionalidad,ni  a amar la Nación.

Claro que hay excepciones Melón, ni tú ni ellos saldrán en el Telediario el día de mañana.

Inglaterra, Alemania y Francia viven hoy el huracán de este viento que hoy comento.

srtr

Las 3 naciones  se equivocaron y los educados en  los Liceos salen más extremistas que los talibanes afganos. No se sienten ingleses ni alemanes ni franceses y eso que se han formado en todo como el resto de su generación.  Pretendieron el derecho a ser únicos en sus diferencias y las remarcaron para lograrlo despreciando la riqueza de la integración de lo verdaderamente diverso que enriquece a todos. Pretendieron enriquecerse sólo ellos de la integración, tomando lo mejor del sistema occidental y falseando la realidad de sus lugares de origen, que ni han pisado, y que finalmente ha quedado didácticamente reflejado en usar un avión occidental para destruir dos rascacielos.

¿Grandes inventores de sus países de origen? ¿grandes descubrimientos? ¿aportaciones a la humanidad?  seguramente que todas las respuestas se encuentran en el conjunto vacío y ellos tampoco están por aportar  nada con sus vidas  sino por dividir no abrazando la oportunidad de integrarse.

Creo que estamos a tiempo de evitarnos los problemas que actualmente tienen nuestros vecinos. Por ejemplo, no es posible que los hijos de los hispanoamericanos  nacidos en España  sigan sin pronunciar correctamente la C y la Z .  Son signos reales de lucha por no adaptarse.  Es esencial que estudien y hagan trabajos en sus clases sobre el estado real de sus naciones y lo que quieren a aportar a ellas y a la Nación que los educa. Que sepan lo que reciben, el valor y costo de la sanidad, educación, etc. que paga el conjunto de la sociedad a la que deben estar agradecidos y a la que algún día pueden aportar y devolver algo de lo recibido.

¡Ojalá se formen bien y se vayan a mejorar sus países!

Pero no,  se quedarán tramando, formando bandas,  hurgando y desperdiciando tantos recursos empleados en ellos para que finalmente sigan a sus semejantes  €uropeos y   nos quemen contenedores y coches o algo mucho peor…

Anuncios

Comentarios

1. Fernando - 30 abril, 2013

Esto que explicas, NIP, tuvo su ejemplo en los disturbios en Francia. Para los comentaristas era algo asombroso que la 1ª generación de inmigrantes árabes, que habían nacido en otros países y que nunca hablaron bien francés, hubieran tenido una vida apacible, y en cambio sus hijos, francoparlantes, con mejor nivel económico, se sintieran extranjeros y odiaran al país de acogida. Era algo incomprensible.

No sé cómo evolucionará el caso español. En mi parroquia veo algunos hijos de hispanoamericanos o de rumanos que, de no ser por el aspecto físico, parecerían niños españoles. Supongo que dependerá mucho de la evolución económica, que el país mejore y se sientan integrados o que sean jóvenes excluidos y violentos.

Como los propios hijos de los españoles, vaya.

NIP - 30 abril, 2013

Eso pensaron los 3, que evolucionarían como todo hijo de vecino, pero no fue así. Los que rechazan la integración siembran un germen que hay que arrancar lo antes posible. Exaltan sus países de origen, que generalmente desconocen y no valoran lo que reciben de la Nación. Creer que se comportarán como el resto no funciona. Un abrazo.

2. Capuchino de Silos - 30 abril, 2013

Lo peor es lo que tuvimos que escuchar en casa. A un amigo de mi marido, que invitamos en una ocasión, le oímos decir que estaban de nuevo en España para volverla a reconquistar y a una musulmana, que tuve de doméstica y que era licenciada en filología francesa, le oímos exactamente lo mismo.
A partir de entonces queremos a nadie que no sea de nuestra tierra.

Anónimo - 6 mayo, 2013

A esos hay que expulsarlos lo antes posible, las rusas aquí en Navarra funcionan muy bien y para nada desean retornar al soviético hielo.Un abrazo.

3. Capuchino de Silos - 30 abril, 2013

NO QUEREMOS, he querido decir.

Un abrazo.

NIP - 6 mayo, 2013

A esos hay que expulsarlos lo antes posible, las rusas aquí en Navarra funcionan muy bien y para nada desean retornar al soviético hielo.Un abrazo.

Aparezco como anónimo en mi propio blog, esto de wordpress es una lata.

4. Marian - 30 abril, 2013

¿ Y que podemos hacer Nip? acogerlos como cristianos haciéndoles
ver que tienen que respetar( Lo que no hacen, pero en fin)
Recemos Nip. ¡Muchas gracias por tu visita!
Un abrazo. Bendiciones!!!

NIP - 6 mayo, 2013

Rezar es una buena medida y actuar es la consecuencia de esa oración pero el buenismo zapateril no funciona.Un abrazo.

5. CHARO - 30 abril, 2013

Soy partidaria al 100%100 del refrán al que te refieres y lo demostré con la práctica en los 10 años que me tocó vivir en el Caribe pero para poder ir me exigieron una serie de condiciones que tuve que acatar……..Desde el principio decidí que esa iba a ser mi nueva patria y me adapté totalmente por mi propio bien y el de los que me rodeaban, me sentí una boricua más. Por causas ajenas a mi voluntad tuve que volver y claro me supuso también muy facil volver adaptarme a mi pais.
Siento a veces rabia por esos inmigrantes que ni aceptan nuestras costumbres ni tratan de adaptarse (hay gente estupenda que sí que se ha adaptado y trabaja) y encima quieren imponernos las suyas, de esta forma ni estarán bien ellos y tampoco el pais que los acoge. Claro que nuestro pais es demasiado permisivo y admite a demasiadas personas que viven con nosotros en total ilegalidad y encima recibiendo beneficios que a mí siendo española no me los conceden y sé bien de lo que hablo, tampoco obtuve ningún beneficio en el pais donde viví, no había ni Seguridad Social, me tocó enfermar en varias ocasiones y tuve que pagarme todos los gastos médicos………y etc.etc.Somos un pais de Quijotes . Vaya que seria me he puesto pero es que este tema duele a demasiados espeñoles.Saludos

NIP - 6 mayo, 2013

¡Que bonito es el Caribe! Aruba, Barbados y Puerto Rico me encantaron. Yo también me enfado con esos que vienen a escupir nuestra hospitalidad y puede prender un odio explosivo por nuestra permisividad buenista que no ha funcionado en Francia.Un abrazo.

6. Felicitas - 1 mayo, 2013

Creo que este tema es más complejo de lo que parece y merece un estudio serio, con la intención de buscar soluciones y APLICARLAS.
¿Querrán hacerlo nuestros políticos españoles obsesionados por robarnos a todos lo poco que nos queda?
En lugares de España como Cataluña, Euskadi y Galicia, se suma el problema del rechazo nacionalista a todo aquello que no sea oriundo del lugar. En esto podrían tener los inmigrantes un buen motivo para el rencor. En fin, un problema que no veo yo que los que tienen poder y cultura y medios de comunicación se ocupen en resolverlo.
Un abrazo.

NIP - 6 mayo, 2013

Mira ahora lo de la tar-jeta sanitaria de CiU para meter en el ali-oli a los inmigrantes. Rencor y odio con explosiones a cuchillo, hay que evitarlo y estamos a tiempo, en efecto hay que aplicar las medidas sin que nos tiemble la mano.Un abrazo.

7. luzapacible - 5 mayo, 2013

Creo que la clave está en lo que dices: no han pisado sus países de origen. No han sufrido como sus padres. No están agradecidos como deberían. Sus padres no se integran pero al menos valoran lo que consiguen.
Y además son demasiado diferentes y para integrarse deben cambiar muchas cosas que quizá sean fundamentales en su cultura. Por esto me pregunto si es posible la integración. Desde luego no para un fanático. Y estarán los movimientos interesados en radicalizar.

NIP - 6 mayo, 2013

Lo has resumido magistralmente. El tejido social no se remienda con cualquier paño y de cualquier manera o puntada, si los fanáticos no valen hay que descartarlos, ya. Un abrazo.


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: