jump to navigation

España, Una. 27 noviembre, 2012

Posted by NIP in COSAS DE CASA, JARDÍN, VIDA.
trackback

Creo que esta vez, como pasó con el itzartrek de la txapela, la oración de miles de almas fieles ha detenido el embiste del Enemigo y su hueste.

Tenemos en nuestra España leyes contrarias a la naturaleza, a la razón, al hombre y por lo tanto a Dios. Y, en serio, tal como vamos, ¿creemos?, ya no digo progresar, ¿Creemos que podremos sobrevivir así?

El fracaso absoluto de la religión pecunia y la caída de sus dioses ha sido estrepitosa, muchos delosnuestros  yacen por el campo, todos ellos escondieron burbujeantes idolillos de oro chapado en sus diestras. 

El aborto, el divorcio, las uniones pares, la educación en la división, la siembra de odios y fumigación de principios fundamentales, la deshumanización no son combatidas por el absolutamente mayoritario partido en el poder. Los cristianos debemos, entre nuestras labores cotidianas, dar testimonio y obrar por la construcción de un mundo mejor, por cuya salvación, el único Dios entregó a su amado Hijo.  Amar el mundo así nos obliga a no omitir nuestro deber.

 

El Señor reprende, como buen Padre que es, a su amadísima España, Tierra de María.  

No hay nada peor que dejarnos ir por nuestro empecinado camino a toda velocidad hacia el abismo, en el que ya  asoman las orejas del lobo y el hedor de la putrefacción moral llena todas las casas desde la real a la i+D+I-real. Cada vez más debilitada por el pecado institucionalizado, la adoración de los inmundos y vicios, la degradación de la familia, verdadero núcleo  social, la descomposición de la lengua, las tradiciones y el desprecio por la vida de los más indefensos, la nación apesta a muerte y el Enemigo zarandea, tira y rasga para herirla y hacerla desaparecer, como le ha sucedido a tantos imperios y naciones que han sucumbido presas de sus insaciables dientes.

 

Hemos dejado los cristianos que nos cambien las reglas de juego, que llamen mal al Bien y bien a la iniquidad, que entronicen demonios;  la omisión pasa factura. Los siervos del mal se han infiltrado en organismos y tribunales fundamentales. La sentencia sobre las desdichadas uniones deja muy clara la injusticia y desvela el proyecto social, en la adulteración del significado de las palabras y la lengua es mal llamado de ingeniería, porque la ingeniería sólo construye y aquí no hay ninguna técnica, sólo perfidia,inhumanidad y pecado.

 

Ahora queda regresar a la casa de nuestro misericordioso Buen Padre, tras estos avisos, creo que todavía estamos a tiempo.

 

Estando con Dios lo demás nos será dado por añadidura.

 

 

 

Anuncios

Comentarios

1. Fernando - 27 noviembre, 2012

Fue una gran noche, NIP. Al principio creí que estaban de broma, cuando se confirmaron los datos fui muy feliz.

Me quedo con tu apelación a la conversión personal. Es absurdo esperar una redención de España por los políticos. Cada uno, en su esquina, ha de hacerse santo y dar luz y ser sal. Todo lo demás es inútil, como vemos en la reacción de Gallardón a la sentencia sobre el matrimonio gay. Santidad y apostolado, lo demás es inútil.

2. Felicitas - 27 noviembre, 2012

Todo cuanto dices en este post, hoy precisamente, en la oración, me lo ha hecho ver claro el Señor. ¡Dichosa coincidencia! No puedo añadir nada más a cuánto relatas. Es así, como lo has descrito.
Un abrazo.

3. charo - 27 noviembre, 2012

Lo has explicado tan bien que yo no podría añadir nada nuevo. Estoy feliz porque de momento no habrá “conatos” de división.
Cómo cristiana tengo que dar testimonio y “luchar” por ese cambio que tanto desea Jesús para que nos acerque al Padre.Saludos

4. Capuchino de Silos - 27 noviembre, 2012

La próxima vez mi voz será de color blanco inmaculado que me apasiona y además de ser minimalista no tiene nada que ver con nada.

Un fuerte abrazo

5. eligelavida - 27 noviembre, 2012

Ay de los que llaman al mal, bien! Coincido en tu dignóstico. Por cierto, genial ilustrado. Un abrazo!

6. Martina - 28 noviembre, 2012

Il problema è molto difficile. Con la frammentazione si rischia di creare inimicizie, però credo sia utile restare saldi alla propria identità e creare coesione attraverso la fede cattolica, per restare uniti, insieme ma diversi. Un abbraccio


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: