jump to navigation

San ti 4 octubre, 2012

Posted by NIP in COSAS DE CASA, VIDA.
trackback

Ay santi, santi  ¡pedazo дыня!  Que portando tanto odio encendido no  paraste a meditar la razón que san Lorenzo esgrimía al mostrarte su parrilla mientras quemabas  junto a tus sin Dios, sin Patria y sin Ley los retablos de todas las iglesias que te permitieron alcanzar.

No han sabido tus camaradas vivos y muertos darte el trato y destino que sin duda por tus obras bien mereces en Valdemingómez  y  aun en plena libérrima desobediencia acabaron todos ellos haciendo lo que Su Majestad dispuso enterrándote -paradojas de la vida- contra toda dialéctica pragmática en el mayor Campo santo de la Tierra.

¿Ves con qué  fuerza agarra el diácono su parrilla? Allá arriba subió y no la soltó hasta entrar en el Cielo, sí San-ti, sí, la parrilla está allá arriba, ya ves cenutrio delegado des Orden Público.  Ahora has descubierto el Amor, el verdadero, el que no se pesa ni paga a tenor de tus obras y colaboraciones con el Partido, la Causa o el más vil de nuestros sentimientos humanos.

 

 

Te aman porque al fin son perfectos como su Padre lo Es.

 

¡Oh, maravilla de la Misericordia de Dios! Que entre lágrimas escuchas  que te llaman Amigo los que tú tuviste por enemigos .

 ¡Alégrate San-ti!  si supiste abrir los brazos y no compartes la suerte  Judas o  Epulón y  mueve  el  frío y negro corazón de tu vástago rector.

Anuncios

Comentarios

1. Fernando - 4 octubre, 2012

¡Caramba con el epitafio!

NIP - 9 octubre, 2012

Hijo de gato caza ratón; hijo de pillo sale bribón. Un abrazo.

2. Fernando - 4 octubre, 2012

Hola Nip, he tardado en captar a quién te referías, pobre Santiago.
¿Es la imagen que hay en San Lorenzo de Pamplona? Mi hija Leyre se quedó extrañada cuando le dije que era una parrilla lo que llevaba, cuando le dije por qué se quedó un poco horrorizada. Pero es mejor horrorizarse antes que luego. Un abrazo. Fernando.

NIP - 9 octubre, 2012

Horroriza, es cierto.Sí, ¡Que razón tienes! hacerlo luego y por toda una eternidad debe ser lo más horroroso. ¡Jesús en ti confío!.U n abrazo.

3. charo - 4 octubre, 2012

Cuantas veces me pregunto la paciencia que tiene con nosotros Dios y cuanto nos debe de amar a pesar de todo lo que abusamos de esa libertad que nos dió para hacer el mal y un mal sin límites y totalmwnte cruel pero claro ahí está Dios que en su misericordia perdona y perdona ¡¡¡¡Cuanto nos vamos a sorprender el día que nos encontremos a su lado!!!!! En ese momento ,pienso yo, al ver tanto amor y dicha nos arrepentiremos sinceramente de todo ese mal que se hizo y de todo bien que se dejó de hacer. La imagen de San Lorenzo es preciosa.Saludos cordiales

NIP - 9 octubre, 2012

Seremos perfectos en humildad, es muy cierto Charo. ¿A que San Lorenzo sale bien en todas las tallas?, estos diáconos…Un abrazo.

4. eligelavida - 4 octubre, 2012

¡Qué alegría! ¡Por fin te encuentro!! Vengo del blog de Charo. ¿Qué ha pasado?
En cuanto al post… me parece mucho suponer…

NIP - 9 octubre, 2012

En Dios nunca, es mucho Eligela vida.Un abrazo.

5. Felicitas - 4 octubre, 2012

Eso es lo realmente grande de nuestro Dios: que es Amor, pase lo que pase, hagan lo que hagan, le disguste a quien le disguste. Si no fuera así, no me atraería tanto. ¡Nunca llego y sin embargo siempre puedo crecer un poco más! Amar a nuestros enemigos es un compromiso muy serio, al hombre por sí solo imposible, que sólo se logra comenzar a cumplir, con una decisión decidida, a lo Teresa de Jesús, y con una fe muevemontañas, a lo Francisco de Paula.
Amar amando, doliendo, muriendo.
Un abrazo.

NIP - 9 octubre, 2012

Santa fe y decisión es lo que más falta hace Felicitas, Santa grande y Santo mínimo. Un abrazo.

6. Miriam - 9 octubre, 2012

y te encontré¡¡¡
Me ha costado captar a quien iba dirigido, gracias al comentario de Fernando he caído.
Me comentaba una amiga que le habían dicho que la Pasionaria se confesó antes de morir.
Otro amigo decía que es posible, ya que pertenecía a una generación que había oído hablar tanto de Dios, del cielo y del infierno, que algo se les había quedado incrustado.
Y en el último momento… por si acaso…
Es lo que se pierde la generación de ahora..

Ah, y preciosa la imagen¡


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: