jump to navigation

Una paradoja fruto del polvo. 28 junio, 2012

Posted by NIP in INGENIERÍA, VIDA.
trackback

Supongamos que tenemos enfrente  un farol encendido y que se aleja de nosotros. Cada vez veremos la luz más pequeña hasta, y aquí vienen los problemas, ¿desaparecer?

 

Podemos concluir que no hay ninguna luz  enfrente nuestro y que todo está oscuro. Otros concluyen que hay algo que nos impide ver la luz del farol. Bien, puede ser algo entre el objeto y nosotros o bien una imperfección del observador o seguramente ambas cosas.

Tampoco sabemos que rumbo ha tomado el farol en su alejamiento, puede que a medida que se alejaba se apartaba de nuestro campo visual lentamente hasta acabar muy a la derecha o a la izquierda como para poderlo ver ahora  al mirar al frente.

Hay preguntas ingenuas como

 

La paradoja de Olbers

 

 

Afirmamos hoy que nada viaja a mayor velocidad que la Luz  quien pese a no tener masa depende del medio material o vacío que la propaga.

 

La razón y la fe se miden en unidades de candor,

las mismas unidades en que se mide el espacio.

Anuncios

Comentarios

1. Rafael - 28 junio, 2012

Don José, mi profesor de matemáticas y de química, era un maniático de las unidades. Y con razón, dicho sea de paso.

No deja de ser sorprendente que razón y fe se midan en las mismas unidades, que más que de “candor” son de “fiabilidad”.

Un abrazo volcánico (aquí estamos a 800º centígrados).

NIP - 28 junio, 2012

E=mc2, sin embargo Fe=razónx Dios y como Dios es constante razón y fe tienen las mismas unidades. Si fiable sólo es Dios, la fiabilidad debe ser un grado de santidad ó bien un estado de Gracia. Así, parece que la fiabilidad debe ser la unidad de un sistema probabilístico semejante al candor en el sistema internacional.

NIP - 28 junio, 2012

Constante adimensional.

2. charo - 28 junio, 2012

Después de leer esta entrada mi cabeza se ha quedado KO……… He llegado a la conclusión de que no sé “na de na” sobre este tema.Pero al igual que la luz del farol desaparece con la distancia me imagino que es lo mismo con las estrellas, están tan distantes unas de otras y a la vez de la tierra que es imposible que se ilumine el universo ante nosotros. Si nos acercáramos a una estrella seguro que veríamos toda la zona que la rodea llena de luz.Saludos cordiales

NIP - 2 julio, 2012

Seguramente es así Charo.Un abrazo.

3. Maria del Rayo - 28 junio, 2012

Que bonito post.
Sobre todo lo último.
Hay veces que uno se impacienta, con todo lo que pasa en la vida, pero de verdad confiando en Dios, todo se hace ligero.
Gracias!!
SL2!!

NIP - 2 julio, 2012

Confianza, eso y tener fe. A ver si no se desPeña méxico con el retorno del PRI.Un abrazo.

Maria del Rayo - 5 julio, 2012

Ya nos depeñamos NIP

4. Javier - 28 junio, 2012

Me gusta -mucho- lo de las unidades de candor. ¡Gracias!

NIP - 2 julio, 2012

Gracias a usted don Javier.Un abrazo.

5. silencio - 29 junio, 2012

Estimado hermano, muy bueno su compartir, pienso que esa luz ,nunca se aparta de nosotros, lo que pasa es que muchas veces para no decir siempre estamos má lleno de nosotros mismo, y ocultamos esa luz en nosotros, hemos de orar para que el Señor, que esa luz ilumine siempre nuestro camino, gracias un gran saludo en Cristo Jesús, y Dios sea con usted.

NIP - 2 julio, 2012

La luz permite ver para vaciarnos más, un abrazo.

6. Fernando - 29 junio, 2012

Algo influirá la curvatura de la Tierra, ¿no?

Digo yo, que soy de letras.

NIP - 2 julio, 2012

Sí Fernando, muy buenas letras, en efecto así es al mirar al horizonte.Un abrazo.

7. Fran - 1 julio, 2012

Por tu fórmula se ve que hacen falta pocos candores de razón para tener muchos de Fe ya que la Constante Dios es muy elevada. Pues menos mal para los melones.

NIP - 2 julio, 2012

Así es Fran, nos hemos salvado gracias a Dios elevado que se abaja hasta nosotros en un aparente trocito de pan y traguito de vino.Un abrazo.


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: