jump to navigation

In principio 1 marzo, 2012

Posted by NIP in VIDA.
trackback

 erat Verbum et Verbum erat apud Deum et Deus erat Verbum

 

Et Verbum caro factum est et habitavit in nobis.

Anuncios

Comentarios

1. mento23mento - 1 marzo, 2012

“La madre que te parió Nip” Como decimos cariñosamente los andaluces. Mira que yo no se latin y he tenido que recurir al traductor de google,jajaja.
Verdaderamente el Amor se hizo carne y literalmente lo comemos en cada comunión que decidimos LIBREMENTE hacer con Él en cada Eucaristia.
Luego tenemos hambre en el mundo, que ironia la del pecado, que tenemos el Alimento por exelencia y no somos capaces de saciarnos.
un abrazo fuerte amigo.

NIP - 2 marzo, 2012

¡Qué misterio tan grande! Mento, se nos da a comer.Un abrazo.

2. charo - 1 marzo, 2012

El latín se me daba mal cuando estudiaba y para más “inri” mi padre (que era un experto) me daba clases y no precisamente con paciencia. Cómo el problema con esta asignatura era de muchos estudiantes le sacamos esta canción:
Estaba Nerón un día discurriendo un suplicio para toda humanidad
y ocurriósele de pronto que estudiáramos
el latín cómo instrumento de maldad.
Latín, latín, latín lo peor del elemento estudiantil,
latín, latín, latín los veranos lo pasamos mal por ti
y vas a ver lo que son las lecciones con sus declinaciones
y tantas traducciones cuando llegues a latín.
Sucediéronle en el trono profesores tan crueles cómo él y mucho más
que iban repartiendo calabazas a los niños estudiantes de mi edad..
Latín ,latín, latín……….
(algún día lo publicaré cómo anécdota en mi blog).
Aparte de esta anécdota es una gran suerte para todos el que el Verbo se hiciera carne y habitara entre nosotros. Un cordial saludo

NIP - 2 marzo, 2012

Me encanta tu buen humor hasta para cantar la de Nerón Charo, no me la sabía.Un abrazo.

3. Fernando - 1 marzo, 2012

Nosotros le estamos enseñando a Cristina a comulgar. Le intentamos explicar por qué debe comulgar. Más o menos le decimos lo mismo, pero en castellano y con limitaciones (las nuestras) Un abrazo. Fernando.

NIP - 2 marzo, 2012

No hay lengua que hablemos los hombres que se acerque un poquitillo a lo que los ángeles cantan ante tan grande misterio Fernando.Un abrazo.

4. Interruptor - 1 marzo, 2012

Se nota que estamos en cuaresma. ¿no?

Fernando, como parte de la preparación puedes contarle la historia (supongo que ficticia, pero no lo sé) de la niña deficiente que quería hacer la Primera Comunión.

Es posible que ya la sepas, pero por si no la sabes te la cuento:

Una niña con un leve retraso llegó a la edad de hacer su Primera Comunión, pero el párroco no quería dársela porque sostenía que la niña no comprendía lo que significaba el sacramento y, por tanto, no estaba preparada. La madre discutía con el párroco y le explicaba que llevaba mucho tiempo preparándola y que la niña sabía perfectamente lo que significaba.

Tras muchas discusiones, llegaron al acuerdo de que el párroco le iba a hacer un pequeño “examen” para ver si estaba preparada. Llegado el momento, el sacerdote llevó a la niña al templo y, señalando la cruz que preside el altar, le preguntó “¿Quién está ahí?”. La niña respondió “Jesús”. Después le señaló el Sagrario y repitió la misma pregunta, obteniendo la misma respuesta de la niña. Entonces, el párroco le preguntó (con evidente mala baba) “Pues a mí no me parecen lo mismo, ¿cuál es la diferencia?”. La niña señaló al crucifijo y dijo “Ahí parece que está, pero en realidad no está”, después señaló al sagrario y dijo “En cambio ahí no parece que esté pero realmente está”.

Un par de semanas después, la niña recibía la Primera Comunión.

Un abrazo a todos.

NIP - 2 marzo, 2012

Me gustó mucho la historia Interruptor, Dios se revela a los más pequeños, los humildes.Un abrazo.

Fernando - 6 marzo, 2012

Gracias Interruptor, me gustó la historia. Ya la había oído contar, quién me la contó en su día lo hacía con conocimiento de que era cierta. Un abrazo. Fernando.

5. Felicitas - 6 marzo, 2012

Et Verbum caro factum est et panem nostrum cotidianum.
El latín me parece tan hermoso para las cosas de Dios…
El Verbo del Padre, ese que hemos visto con nuestros ojos, lo hemos tocado y hemos convivido con él, ese es el que nos abre las puertas de la vida eterna, llena de gozo, amor y felicidad junto al Dios Amor.¡Qué dichosos somos los que podemos creer en Él!
¡Hijos, en el HIjo!
Un abrazo.


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: